5 ventajas de automatizar los procesos en el sector industrial

5 ventajas de automatizar los procesos en el sector industrial

La automatización de procesos industriales pasó de ser una opción a convertirse en una necesidad para muchas empresas. Herramientas como la inteligencia artificial y el machine learning han contribuido a que la automatización empiece a abarcar procesos más complejos de toma de decisiones.

Por eso este concepto se ha ampliado durante los últimos años y hoy en día automatización significa convertir las tareas que se realizaban manualmente en procesos ejecutados por máquinas con diferentes niveles de autonomía. Este proceso tiene grandes ventajas para la mayoría de las empresas, como son:

Un incremento de la productividad. Uno de los beneficios que ofrecen los equipos automatizados es su capacidad de trabajar a gran velocidad, y este hecho se traduce en una mejora de la productividad. Además, la digitalización asociada a la automatización permite programar las tareas de mantenimiento antes de que se produzcan fallos o disminuya la calidad del producto final, evitando así paradas de producción no programadas.

Aumenta la seguridad laboral. La automatización y control industrial de determinados procesos considerados de riesgo evitan la participación directa del ser humano en actividades peligrosas e incrementa la seguridad laboral. Junto a ello, el despliegue de sistemas de sensoria en dispositivos como los vehículos autónomos o en maquinarias que realizan tareas de riesgo favorece la convivencia en planta del ser humano y la máquina, y eso se traduce en un mayor control tanto de la producción como de la calidad del producto final.

Se incrementa la eficiencia. La eficiencia es una de las claves de la competitividad y por esa razón las empresas dedican muchos esfuerzos a conseguir la máxima eficiencia en cada uno de sus procesos. En el ámbito productivo, la automatización contribuye a reducir los tiempos de inactividad y a mejorar la eficiencia y la competitividad.

Disminuyen los costos de producción. La progresiva implantación de la llamada Industria 4.0 ha conseguido estandarizar y abaratar la producción de maquinaria y democratizar su despliegue industrial, especialmente en pequeñas y medianas empresas. Este hecho, sumado a unos costos de mantenimiento bajos, ofrece como resultado una reducción de los costos de producción y un ROI más positivo.

Incremento en la calidad del proceso. La última gran ventaja de la automatización de procesos industriales es el incremento de la calidad del proceso. Sectores críticos como el aeronáutico fabrican la mayor parte de sus componentes en sistemas automatizados bajo los más estrictos estándares de precisión, calidad y seguridad.

La industria está justo en el umbral de la cuarta revolución industrial. La digitalización de la producción sigue a la automatización. El objetivo: un aumento en la productividad, la eficacia, la velocidad y la calidad, que resulte en una competitividad más alta de las compañías en su camino hacia el futuro de la industria.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados