5 pasos para un proyecto de cambio exitoso

Las situaciones inesperadas, como el brote de COVID-19, también presentan una oportunidad, o incluso un mandato, para que las instalaciones se cierren.

Cualquiera sea el motivo, el objetivo del cambio de rumbo es optimizar el rendimiento, mejorar la seguridad, reducir los costos y aumentar las ganancias.

Es importante tener un plan cuidadosamente administrado y un socio que ayude a guiar su instalación durante todo el proceso.

El siguiente enfoque de cinco pasos es una forma de lograrlo.

1.Planificación

Los plazos de entrega generalmente se planifican con 5 a 10 años de anticipación, aunque pueden ocurrir casos que hagan que el cambio se produzca en un plazo más estricto. Durante la planificación, el equipo de gestión de cambios determina el alcance y los objetivos del proyecto, incluido un análisis de los requisitos de equipo, capital y personal y un cronograma preliminar. 

2. Ingeniería

En esta etapa altamente técnica, el equipo de respuesta determina cómo resolver el desafío en cuestión, determinando las necesidades y los puntos de referencia de rendimiento, identificando los puntos que necesitan reparación e investigando las soluciones de productos y procesos. Se considera que las tecnologías asequibles más nuevas disponibles mejoran la confiabilidad y el rendimiento. Se debe tener cuidado de considerar los estándares OEM, la Lista de fabricantes aprobados (AML) y el panorama competitivo. Cualquier inversión de capital debe resistir la prueba del tiempo. Idealmente, los proveedores de abastecimiento de la empresa ofrecen experiencia técnica y asesoramiento para ayudar a crear el plan y los requisitos de la solución.

3. Programación

El cronograma de respuesta se establece entre 12 y 18 meses antes del inicio de la construcción. A menudo se pasa por alto durante la planificación, la fase de programación es vital para garantizar una llegada sin problemas de materiales a sus ubicaciones previstas según el calendario del proyecto. Contar con un socio de abastecimiento que pueda ofrecer soluciones de cadena de suministro, y que sea lo suficientemente ágil para responder a cambios repentinos en el mercado, como escasez de materiales, tarifas, legislación o embargos. Los programas de formación a menudo se implementan en esta etapa.

4. Construcción

Durante la construcción, la mano de obra de cambio se moviliza, el reloj comienza y comienza el trabajo. La vigilancia es clave: el equipo de administración debe monitorear el desempeño contra el cronograma para asegurarse de que los materiales se entreguen cuando y donde se necesiten. También deben estar alerta ante cualquier emergencia o percance, ya que las demoras durante esta fase pueden paralizar todo el proyecto de reestructuración. Un socio de aprovisionamiento ideal no solo tiene la infraestructura, los materiales y los procesos para respaldar el cambio, sino que también puede reaccionar ante cualquier emergencia inesperada.

5. Finalización y presentación de informes

¡La etapa final no es momento de dar por hecho todo! Antes de que las operaciones vuelvan a la normalidad, se deben inmovilizar los servicios en el lugar, devolver los materiales sobrantes y reunir a los contratistas. Preparan el informe final que detalla los gastos y ahorros, y lo miden con los indicadores clave de desempeño establecidos para el proyecto. Si el proyecto se completó a tiempo, dentro o por debajo del presupuesto, es probable que haya sido un éxito. El informe final sirve como base para futuros cambios.

Plan para el éxito

La gestión exitosa de una respuesta  positiva es fundamental para mantener un entorno seguro mientras se optimiza el rendimiento operativo. Encontrar un proveedor de abastecimiento y soluciones con experiencia hara que los cambios perduren en cada uno de los proyectos.

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados